Toma de decisiones éticas

“La honestidad es siempre la mejor táctica aun cuando no sea la tendencia”. Sean Covey

Normalmente en las salas de juntas de las empresas encuentra uno posters con consejos de cómo manejar una junta o de la misión y valores de la empresa, pero hace unos días encontré en una de ellas, uno referente a como tomar decisiones éticas que me pareció digno de compartir. Por respeto a esta empresa modificaré el modelo manteniendo el espíritu básico.

La toma de una decisión tiene 5 fases:
– El planteamiento de la situación a resolver
– La generación de alternativas
– La evaluación de las alternativas
– La toma de decisión
– La implantación

eticaEn la primera fase hay que tener claro cuál es la situación que requiere de una toma de decisiones. De la calidad de la definición depende mucho la calidad de la solución. Considerar quienes son todos los afectados por la decisión, los intereses y valore en juego ayuda a tener un mejor entendimiento de la situación.

En la fase dos, el objetivo es generar alternativas de solución, pero también preparar una relación de los criterios que deben utilizarse para evaluar la “calidad ética” de la decisión. Para esto es importante tener una clara relación de:
– Leyes y reglamentos
– Valores y cultura de la empresa y de los afectados por la decisión
– Expectativas de los afectados por la decisión
– Percepciones con relación al problema y a las posibles soluciones
– Consecuencias “morales” y de negocio a corto y largo plazo

La evaluación de alternativas, fase tres, requiere de la aplicación de algunas preguntas con relación a las implicaciones de la decisión como:
– ¿Se han identificado todas las consecuencias de la decisión?
– ¿Se han tomado en cuenta las consecuencias sobre todos los afectados?
– ¿Se han incluido todos los factores “éticos” relevantes?
– ¿Hace falta escuchar el punto de vista de alguien más?
– ¿Se cuenta con el apoyo suficiente para ejecutar la decisión

Obviamente todas estas preguntas son además de las asociadas con la factibilidad técnico- económica de la solución a implementar.

Tomar una decisión es el objetivo de la fase 4, por lo cual las preguntas van enfocadas a validar la calidad de ésta:
– ¿Tengo argumentos para justificar la decisión?
– ¿Tengo respuestas a las objeciones que encontraré?
– ¿Tengo el suficiente apoyo para su aceptación e implantación?

La etapa 5 abarca dos momentos, la ejecución y la evaluación de la decisión, para lo cual hay que tener presente las siguientes preguntas:
– ¿Es justa la decisión?
– ¿Hay transparencia en el proceso seguido?
– ¿Se han evaluado y balanceado los intereses, expectativas y valores en juego?
– ¿Cuál fue el resultado obtenido con relación a lo esperado?

En un mundo donde la velocidad en la toma de decisiones nos hace olvidar el aspecto social y “moral” de las instituciones es refrescante ver este tipo de mensajes que recuerda el aspecto humano de las organizaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s