Como preparase para lo inesperado

En mi primer twitt del 2015 dije “Me parece que 2015 será un año para estar preparado para lo “inesperado”” y no pude evitar quedarme pensando en esa realidad y como enfrentarla.

images9RV7602CMuchos de nosotros crecimos en un mundo predecible, un mundo donde pasaba lo que tenía que pasar. En un mundo determinístico, según el diccionario, existe un “Sistema en el cual todo lo que ocurre está determinado por una cadena causal y el estado futuro del sistema y los productos están claramente definidos”. En esos tiempos, las elecciones las ganaba quien debía de ganar, la liga local y el mundial de futbol siempre la ganaban los mismos, el precio de las cosas duraba por meses o años, los productos llegaban para quedarse y las empresas parecían eternas.

Muchas de estas cosas ya no son tan predecible, a excepción de que el mundial de futbol lo ganará Alemania. Los productos aparecen y desaparecen en cuestión de pocas semanas, las empresas triunfan y fracasan en pocos meses y los precios se mueven en cuestión de días ante un evento inesperado. Entonces debemos llegar a una simple conclusión, si el entorno está cambiando, nuestros sistemas de planeación y ejecución también deben cambiar.

A partir del 2013 resurgió fuertemente el interés por el proceso de planeación de ventas y operaciones, S&OP, con sus nuevos nombres y sabores. La pregunta que surgía era por qué ”tanto amor” por algo que se venía promoviendo desde los años 70. La respuesta es fácil, el viejo modelo de hacer un plan anual e intentar cumplirlo a lo largo del año ya no es posible ni conveniente. A la velocidad de los cambios se requiere que se revise el horizonte de los próximos 12 meses al menos una vez al mes. En algunas industrias de productos de alto consumo se está trabajando bajo el modelo de “demand sensing”, es decir, la venta de los productos se monitorea por hora o por día para tomar decisiones de distribución o movimiento de precios en el muy corto plazo.

El reto es entonces trabajar ahora con un ambiente probabilístico en base a escenarios. Los altos directivos deben identificar posibles escenarios y calificarlos en base a su probabilidad de ocurrencia, evitando descartar aquellos que parecen poco probables pero que son posibles.

Para cada escenario es indispensable preparar casos de negocio y evaluar las brechas contra los objetivos planteados, identificando 2 aspectos relevantes:

  • Las señales de alerta que pueden indicar que el escenario se presentará. Nombrando responsables del monitoreo y la frecuencia y el método para reportar los descubrimientos. El objetivo es actuar proactivamente antes de que sea demasiado tarde.
  • Las acciones evasivas, preventivas y de mitigación que vienen asociadas con cada escenario. Igualmente, hay que nombrar responsables de poner en acción estas estrategias en función de las señales identificadas.

Los modelos de planeación se verán retados por una realidad incierta y muy cambiante, pero ante la dificultad de planear la respuesta no es dejar de hacerlo, sino hacerlo de una forma diferente. Haciendo uso de la información, las comunicaciones, la colaboración pero sobre todo de la creatividad.

Como decía Konosuke Matsushita, el gran empresario japonés, “Los buenos tiempo son bueno, pero los malos, son mejores”. Ahora es tiempo de demostrar quien realmente entiende sus mercados y su negocio y es capaz de sacar provecho de las pequeñas ventanas de oportunidad que se presentarán.

Vean este video hasta el final, tal vez el resultado no sea lo que esperaban.

https://www.youtube.com/watch?v=0DsXFaaO_GM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s