Cuando se nos prende el foco

La revista de APICS de Marzo – Abrir del 2015 apareció un artículo muy interesante llamado “Eureka!” en donde Richard Crandall hace una reflexión muy bien documentada sobre los “chispazos” de lucidez.

foco cerebroTodos hemos tenido una epifanía, un momento “mágico” donde se nos ocurre otra forma de resolver un problema, otro punto de vista de una situación que parecía imposible de resolver, y lo curioso, es que muchas veces ocurre en tiempos y lugares inesperados.

Una forma de explicar esto, es con el modelo de Graham Wallas que explica este fenómeno en cuatro etapas

  1. Preparación: Comprende la etapa en la que se analiza el problema de manera consciente y sistemática, pero a pesar de eso no se logra algo relevante.
  2. Incubación: En esta etapa se deja de pensar conscientemente en el asunto y éste pasa a ser atendido por el subconsciente.
  3. Iluminación: Es cuándo todo se alinea y se descubren conexiones que parecían lejanas o imposibles, es cuando descubrimos nuevas soluciones a nuestro problema.
  4. Verificación: Durante esta etapa, hay que confirmar la funcionalidad del descubrimiento y conscientemente trabajar en su implementación.

Una explicación científica de este fenómeno, es que el consiente está diseñado para buscar soluciones simples y rápidamente se cansa si tiene que considerar demasiadas variables y tomar muchas decisiones. Su enfoque se basa en la lógica y la realidad.

Por otro lado, el inconsciente tiene mayor libertad de asociar ideas y muchas veces es guiado por el simple placer de resolver algo. Cuando el consiente se cansa, hay que dejar la idea para que subconsciente la analice.

Empeñarnos en encontrar una solución, a veces nos lleva sólo a considerar solo lo irrelevante, y dejamos muchas cosas relevantes fuera ya que sólo vemos el asunto desde un ángulo.

Basados en este modelo, tendremos que aceptar que algunas situaciones requerirán de distraer nuestra mente para dar tiempo que trabajen el subconscientes, pero hay que aceptar que el “chispazo” por sí solo no resuelve nada, es necesario desarrollar planes que garanticen su aplicación.

El artículo me llamó la atención por todo lo que estamos hablando en la actualidad acerca del “big data” y su capacidad de identificar relaciones que a simple vista nosotros no podemos detectar. Por un lado, es excitante pensar que las máquinas pueden alcanzar cierto tipo de “epifanía”, pero al mismo tiempo esto es aterrador desde la perspectiva de la superioridad del hombre sobre la tecnología. No puedo evitar el pensar en las historias de I. Asimov.

Me quedo con la reflexión de que las grandes ideas no llegan “solas” son producto de un trabajo consciente e inconsciente que termina por generarlas. La dedicación, la paciencia y un poco de relax son buenos acompañantes de las grandes ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s