¿Sabes que es el “greenwashing”?

Como todo buen mexicano estoy acostumbrado a que los políticos me mientan, desafortunadamente cada vez más descaradamente,  a que los periódicos y noticieros filtren todo en función de sus agendas ocultas y sus “verdades” sean muy cuestionables,  pero cuando sale a luz engaños de una empresa tan seria como los de Volkswagen con los motores diésel, me doy cuenta que vivimos en un mundo donde la duda debe ser el primer filtro para todo lo que se lee, se ve, y se escucha.

greenwashigMi nivel de compromiso con la ecología es muy básico, pero creo firmemente que las nuevas generaciones tienen un mayor enfoque en algo que es fundamental para la supervivencia de nuestra especie y del mundo como lo conocemos por lo cual escuchar el término “greenwashing” fue algo que llamó poderosamente mi atención y decidí investigar un poco más.

El “greenwashing” es el  acto de inducir a pensar erróneamente a los consumidores en relación con las prácticas ambientales de una empresa o los beneficios ambientales de un producto o servicio. Es simplemente usar en la publicidad o en las etiquetas del producto “verdades a medias” que inducen al consumidor a asumir un beneficio ecológico que realmente no existe.

La firma de marketing medioambiental canadiense TerraChoice documento los siete pecados del engaño verde que en esencia son consejo para poder identificar mensajes en los cuales los fabricantes desean engañarnos para que pensemos algo que “suena” a una buena práctica ambiental:

Los 7 pecados son:

  1. Consecuencias ocultas: Solo se dice el beneficio pero no las consecuencias negativas
  2. Sin pruebas fundadas: No hay forma de confirmar si lo que dicen es cierto
  3. Vaguedad: Cada quien puede interpretar lo que quiere
  4. Incluir falsas etiquetas: Dar la impresión que el producto cumple con algunos certificados
  5. Irrelevancia: Los supuestos “beneficios ambientales” resultan irrelevantes
  6. El menor de 2 males: Sigo contaminando pero “menos”
  7. Mentir: Afirmar cumplir con normas o estándares sin que esto sea cierto

Como consumidor y profesional en suministros tendré de ahora en adelanto más cuidado cuando alguna empresa afirme que tiene buenas prácticas ambientales, al menos les será un poco más difícil que su engaño sea exitoso. ¿Te sumas a esta batalla anti “greenwashing”?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s