Generaciones y liderazgo

Mucho se escribe todos los días sobre los grupos generacionales. Se elaboran perfiles típicos de los baby boomers, los “X”, los “Y” o los millennials, tal vez como una necesidad de estereotipar ciertas conductas y también como un guía para facilitar la interacción personal y laboral con ellos.

generacionesUn gran líder se caracteriza por dos aspectos: Trata a cada persona de forma diferente y se sabe ganar el respeto de todos, independientemente de la generación a la que se supone que pertenecen.

Ganarse el respeto de diferentes generaciones es una tarea monumental, ya que sus valores y puntos de referencia son muy diferentes. Para las nuevas generaciones, el manejo de la tecnología, la movilidad, el trabajo remoto y la libertad para la toma de decisiones son esenciales. Para algunas de las generaciones anteriores, el respeto es algo implícito en la jerarquía o basado en la experiencia y el poder. Lo que para unos puede parecer una debilidad, otro grupo lo ve como una fortaleza y viceversa. Tener la capacidad de explicar a las partes afectadas las condiciones que se tomaron en cuenta para actuar de una od e otra forma no debe ser visto como una pérdida de poder, sino como una forma de desarrollar en un equipo multi-generacional la capacidad para trabajar armónicamente. Existen muchas formas de resolver una situación y más de uno puede tener la razón.

Tratar a cada persona de forma diferente, demanda conocer sus valores y principios, invertir tiempo en construir una relación personal, que dentro de las barreras que cada persona quiera poner, sea lo suficientemente sólida para crear una confianza que facilite la comunicación y el trabajo en equipo. No se trata de construir una amistad, sino de promover una relación basada en el respeto por las diferencias, los intereses y los valores comunes.

Es un gran reto trabajar con personas diferentes a nosotros, pero imaginemos como podríamos trabajar con pura gente que pensara igual que nosotros y que se limitara a los mismos recursos tecnológicos y de información que nosotros acostumbramos usar. Trabajar con otras generaciones, es una experiencia enriquecedora, tanto personal como profesional, que demanda apertura de todas las partes para considerar diferentes experiencias y puntos de vista.

Debemos entender que la tecnología no es la solución a todos los problemas, pero ignorarla es perder el potencial que ofrecen. Un correo electrónico enviado en el momento y a la gente adecuada es esencial para mantener la comunicación, pero una llamada telefónica o una reunión personal, permite elevar el nivel de conversación y fortalece la relación, por lo cual pude llevar a alcanzar mejores acuerdos.

El líder que deja de aprender y se cree dueño de la verdad absoluta, perderá rápidamente su poder de influencia sobre el equipo. Combinar enfoques y opiniones debe ser una tarea diaria, que permita a todos crecer y al líder cumplir con sus objetivos de negocio y con su compromiso de desarrollar a sus colaboradores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s