Archivos Mensuales: mayo 2016

Las top 25 Cadenas de Suministro de Gartner en 2016

Es imposible pensar en una lista global que no genere controversia y aún más, si la analizamos con el “sospechosismo” tradicional del mexicano que considerar que todas las listas, son resultado de sobornos o pagos de favores.

Haciendo a un lado lo anterior, siempre es interesante estudiar esta lista que afortunadamente se continúa publicado de forma anual y que puede ser interpretada de múltiples formas.

Antes de revisar el detalle, debemos recordar que al igual que en la lista del 2015, se mantienen dos empresas en una categoría especial, llamada “masters”, por haber demostrado de manera consistente un extraordinario desempeño. Esta lista exclusiva la formaron nuevamente  Apple y P&G. A la primera se le reconoce sus continuos esfuerzos por generar plataformas en las cuales su ecosistema siga enfocado en satisfacer las necesidades de los clientes, pero se cuestiona su capacidad de mantener su crecimiento basado en la innovación. En el caso de P&G, se le reconoce su enfoque en desarrollar cadenas sincronizadas que prácticamente trabajan en tiempo real guiadas por la demanda del punto de venta.

En el resultado del 2016, Unilever cambia su posición con Amazon ocupando el 1° lugar y dejando al gigante del comercio electrónico el 3°. En el 2° lugar de la lista, se mantiene McDonald´s por cuarto año consecutivo.

El simple análisis de los tres primeros lugares, nos da tema para reflexionar acerca de la gran diversidad que existe en las cadenas de suministro, ya que los retos de una empresa de productos de consumo de alto volumen, son diferentes de las que enfrenta un comercializadora de productos por internet, o de los que maneja en su día con día una cadena de comida rápida.

La lista, da la bienvenida a nuevas empresas que no aparecieron en el 2015: Schneider Electric, BASF,  BMW, HP y GlaxoSmithKline. Estos nuevos jugadores muestran un vez más la diversidad de esta lista, al incluir empresas químicas, farmacéuticas, automotrices y de tecnología. Todas estas nuevas organizaciones, se ubicaron por debajo del puesto número 16.

Para dar entrada a esas 5 nuevas, abandonaron la listas lo 3 últimos lugares del 2015, Home Depot, Toyota y Cummins así como los lugares 19, Qualcomm y el 16, Seagate.

Rank Company
1 Unilever
2 McDonald’s
3 Amazon
4 Intel
5 H&M
6 Inditex
7 Cisco Systems
8 Samsung Electronics
9 The Coca-Cola Co.
10 Nestlé
11 Nike
12 Starbucks
13 Colgate-Palmolive
14 3M
15 PepsiCo
16 Walmart
17 HP
18 Schneider Electric
19 L’Oréal
20 BASF
21 Johnson & Johnson
22 BMW
23 GlaxoSmithKline
24 Kimberly-Clark
25 Lenovo Group

 Personalmente, me gusta hacer el análisis de la evolución de esta lista en un plazo más amplio, por lo que tomó los resultados de los seis últimos años como una muestra de los movimientos individuales de las organizaciones pero también de los sectores industriales que representan o de los modelos de negocio que están utilizando.

2016 evol 5 años

El salto más importante lo ha dado H&M que de no aparecer en la lista en el 2012 ya se encuentra en el lugar 7, sin presentar retroceso en 5 años. Su competidor directo Inditex llevaba 4 años mejorando y tuvo un pequeño retroceso en 2016 de una posición pero cedió su lugar a H&M dentro de los primeros 5.

Unilever ha mantenido también su tendencia de mejora hasta alcanzar finalmente el primer lugar, sin embargo hay que tomar en cuenta la aparición del los “masters” en el 2015 que permitió a las empresas escalar 2 lugares.

McDonald’s muestra mayor consistencia defendiendo su 2° lugar por cuarto año consecutivo, lo que habla de una estabilidad en sus estrategias.

Amazon es la única que se mantiene dentro de las primeras 5 durante los últimos 6 años a pesar de todos los cambios que ha generado en su modelo de negocio.

La lista da para muchos análisis y aprendizajes por lo que debe ser revisada por las organizaciones en la búsqueda de tendencias y posibles mejores prácticas.

La revolución de las impresoras 3D

En una publicación de UPS llamada “3D Printing: The Next Revolution in Industrial Manufacturing” se hace una detallada reflexión sobre una de las tecnologías que revolucionará el mundo de la manufactura, la distribución y el servicio al cliente, las impresoras 3D. Debo reconocer que es una de mis innovaciones favoritas y estoy ansioso por ver la forma en que nos cambiará la vida.

impresora 3DLas impresoras 3D son equipos que “imprimen” volumen a partir de un diseño almacenado en un archivo electrónico. Su principio operativo es acumular material por capas para dar la forma deseada. Los materiales que puede utilizar son polvos, resinas fotosensibles, depósitos metálicos o polímeros. Actualmente existen aplicaciones que pueden “Imprimir” alimentos como dulces en base a azúcar, colorantes y saborizantes.

La industria de las impresoras ha venido creciendo a tasas anuales del 30% y se espera que al 2020 tenga 3 veces el tamaño del 2016, es decir, que valga alrededor de 21 billones de dólares.

El liderazgo en la adopción de esta tecnología lo tienen el sector automotriz y el electrónico con 20% cada una y el tercer mercado es el de dispositivos de ayudas auditivas, que en menos de 1 años pasó a producción  casi el 100% de sus dispositivos utilizando impresoras 3D.

Con una participación actual del 0.04%, se espera que evolucione hasta un 5% del mercado global de manufactura, que puede parecer poco, pero lo interesante no está en el tamaño, sino en los nichos en los que se desarrollarán. En la actualidad, el 29% de la producción es para partes funcionales, el 18% para prototipos y 10% para moldes y herramental.

Las empresas aplican esta tecnología para desarrollar prototipos (25%), desarrollar productos (16%), o generar innovación (11%),  lo que lo ubica como un elemento fundamental en la evolución hacia nuevos productos de mejor desempeño y costo. Pasamos de imaginarnos las cosas, o verlas en realidades aumentadas, a poder tener en cuestión de horas una muestra física de una idea. Esa muestra puede ser entonces sujeta a pruebas de calidad y  ergonomía que garanticen su adecuado desempeño.

Por el lado de las cadenas de suministro, el impacto de las 3D abarcará al menos a la manufactura, los inventarios y los tiempos de entrega. Cuando algo se requiera de forma urgente en un lugar remoto, no será necesario fabricarlo y transportarlo, simplemente se puede mandar la información a una impresora 3D en el lugar de uso y tener el material disponible sin recurrir a procesos logísticos.

El fututo de esta tecnología incluye equipos más rápidos, nuevos y mejores materiales de impresión (como nuevos metales o plásticos), así como nuevas tecnologías de impresión.

Como ejemplo de los resultados de esta tecnología podemos mencionar que en una empresa automotriz se recortó el tiempo de hacer un prototipo en 94%, se pasó de 60 a 2 días, y se incrementó el ingreso en un factor de 10.

El potencial de la tecnología luce muy atractivo, romperá la barrera de la distancia, permitirá personalizar los productos y reducirá los inventarios de producto terminado en un alto porcentaje y todo esto con costos competitivos. Una tecnología a la que difícilmente se le puede decir que no y para la cual tenemos que prepararnos en este mundo digital.