La revolución de las impresoras 3D

En una publicación de UPS llamada “3D Printing: The Next Revolution in Industrial Manufacturing” se hace una detallada reflexión sobre una de las tecnologías que revolucionará el mundo de la manufactura, la distribución y el servicio al cliente, las impresoras 3D. Debo reconocer que es una de mis innovaciones favoritas y estoy ansioso por ver la forma en que nos cambiará la vida.

impresora 3DLas impresoras 3D son equipos que “imprimen” volumen a partir de un diseño almacenado en un archivo electrónico. Su principio operativo es acumular material por capas para dar la forma deseada. Los materiales que puede utilizar son polvos, resinas fotosensibles, depósitos metálicos o polímeros. Actualmente existen aplicaciones que pueden “Imprimir” alimentos como dulces en base a azúcar, colorantes y saborizantes.

La industria de las impresoras ha venido creciendo a tasas anuales del 30% y se espera que al 2020 tenga 3 veces el tamaño del 2016, es decir, que valga alrededor de 21 billones de dólares.

El liderazgo en la adopción de esta tecnología lo tienen el sector automotriz y el electrónico con 20% cada una y el tercer mercado es el de dispositivos de ayudas auditivas, que en menos de 1 años pasó a producción  casi el 100% de sus dispositivos utilizando impresoras 3D.

Con una participación actual del 0.04%, se espera que evolucione hasta un 5% del mercado global de manufactura, que puede parecer poco, pero lo interesante no está en el tamaño, sino en los nichos en los que se desarrollarán. En la actualidad, el 29% de la producción es para partes funcionales, el 18% para prototipos y 10% para moldes y herramental.

Las empresas aplican esta tecnología para desarrollar prototipos (25%), desarrollar productos (16%), o generar innovación (11%),  lo que lo ubica como un elemento fundamental en la evolución hacia nuevos productos de mejor desempeño y costo. Pasamos de imaginarnos las cosas, o verlas en realidades aumentadas, a poder tener en cuestión de horas una muestra física de una idea. Esa muestra puede ser entonces sujeta a pruebas de calidad y  ergonomía que garanticen su adecuado desempeño.

Por el lado de las cadenas de suministro, el impacto de las 3D abarcará al menos a la manufactura, los inventarios y los tiempos de entrega. Cuando algo se requiera de forma urgente en un lugar remoto, no será necesario fabricarlo y transportarlo, simplemente se puede mandar la información a una impresora 3D en el lugar de uso y tener el material disponible sin recurrir a procesos logísticos.

El fututo de esta tecnología incluye equipos más rápidos, nuevos y mejores materiales de impresión (como nuevos metales o plásticos), así como nuevas tecnologías de impresión.

Como ejemplo de los resultados de esta tecnología podemos mencionar que en una empresa automotriz se recortó el tiempo de hacer un prototipo en 94%, se pasó de 60 a 2 días, y se incrementó el ingreso en un factor de 10.

El potencial de la tecnología luce muy atractivo, romperá la barrera de la distancia, permitirá personalizar los productos y reducirá los inventarios de producto terminado en un alto porcentaje y todo esto con costos competitivos. Una tecnología a la que difícilmente se le puede decir que no y para la cual tenemos que prepararnos en este mundo digital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s