Indicadores de confianza mundial

Como alguien convencido que la colaboración es la base para mantener a las organizaciones y a los países competitivos en un mundo de alta competencia, me resultó muy interesante analizar el resumen  del “Reporte del parámetro de confianza de Edelman 2016”.

confianza-3El reporte de Edelman, estudia 4 grandes instituciones de la sociedad: el gobierno, los negocios, las organizaciones no gubernamentales y los medios, en relación a que tanto, en la opinión de la población en general, están dispuestos a hacer lo que se supone es lo “correcto”.

Para que el resultado sea más verídico, el estudio divide a la población en dos, el grupo privilegiado de los informados, que tienen mayor educación, acceso a los medios y en los cuales la confianza se ha elevado, y el grupo de la “gran población”, que representa el 85% y donde los niveles de confianza son extremadamente bajos.

Una cifra interesante que nos muestra el estudio, es que más del 60% de los países encuestados, y los niveles de confianza de la “gran población”, están por debajo del 50%. Pero en contraste, la población élite, tiene los más altos niveles de los últimos dieciséis años, teniendo altos resultados en países como Estados unidos, Reino Unido, Canadá, Italia y México.

La distancia entre el grupo élite y la “gran población” ha crecido, en promedio, a 12  puntos entre los países en desarrollo y los desarrollados. En Estados unidos esta diferencia llega hasta los 19 puntos y en el Reino Unido a 17 puntos. Esto indica que para a población existen dos países diferentes dentro del mismo.

Otro dato relevante, es que en dos terceras partes de los países encuestados, menos de la mitad de la “gran probación” respondió que piensan que estarán mejor dentro de cinco años.

Lo que a mí más me llamó la atención, es que la brecha más grande entre los dos grupos de población se refiere a su visión con relación a los negocios, en la mitad de los países, la diferencia alcanza el doble dígito por ejemplo, en Estados Unidos 70% de la probación élite confía en el mundo de los negocios y esto solo ocurre en el 51%  de la “gran población”.

Un tema que preocupa  a la “gran población”, es el relativo a la innovación empresarial, ya que esta se mueve demasiado rápido y puede generar graves problemas, como por ejemplo  en aspectos de modificaciones genéticas en los alimentos que consumismo, así como en asuntos de privacidad y seguridad en los servicios financieros en línea. Es decir, la población nos confía en lo que las corporaciones le suministrarán como comida y como cuidarán sus datos personales.

Como ya se sabe, la sociedad está perdiendo confianza en los medios tradicionales de comunicación, como la prensa y las revistas, y prefiere aquella que proviene de comunidades en línea donde recibe información de sus amigos y familiares. La confianza se mueve hacia las redes sociales.

El mismo estudio, nos indica que los procesos de planeación general en las instituciones de negocios, son las más capaces para mantener el ritmo al cambio vertiginoso, por encima del gobierno o de las organizaciones no gubernamentales. En pocas palabras, la población piensa que el gobierno y las ONGs se vuelven obsoletas ante los retos del cambio.  En el caso específico de México, los negocios tienen una diferencia de 44 puntos de confianza sobre el gobierno.

Estamos en una época de cambios discontinuos, urbanización, restricciones medioambientales, avances tecnológicos, globalización y retos a la salud pública. Todo esto, ofrece oportunidades, pero también crea problemas sociales y expectativas acerca de la colaboración que los negocios tendrán con la sociedad civil y el gobierno. Darse cuenta de estas oportunidades, debe de llevar a los líderes a operar en marcos de negocio con un crecimiento incluyente, en el cual, todos los afectados obtienen beneficios de los cambios. Son los negocios, y no el gobierno, los que deben promover el desarrollo social.

Como muestra de algunas cifras relevantes, en el sector elite, la clasificación de confianza general promedio resultó ser de 60 puntos, con el valor más alto en China con 82, México se encuentra en el cuarto lugar con 72. En el caso de “la gran  población”, el promedio fue de únicamente 48 a nivel global, con el mejor resultado también en China con 71 puntos y México en el sexto lugar con 57 puntos.

Uno de los rubros que el estudio evalúa es el relativo al liderazgo, y en este caso las brechas más grandes entre el desempeño y la importancia de una conducta, se encontró en la integridad  y en el involucramiento, lo que significa que la población, piensa que los líderes no tienen el nivel de integridad que los negocios requieren y no se comprometen con los empleados, los accionistas y los clientes como deberían hacerlo.

Existen muchas cifras en el estudio que merecen ser analizadas, pero en general, debemos tomar consciencia de las brechas entre los grupos sociales y la urgente necesidad de modificar nuestro liderazgo, modelos de planeación y formas de comunicación para restaurar la confianza que los retos del desarrollo nos demanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s