Archivo de la categoría: Liderazgo

La estrategia del negocio

Hace unos días se publicó en Forbes en español, gracias a Samira por la referencia, un artículo llamado  “Los 7 pilares para el crecimiento de una empresa”    donde la firma de consultoría Ernst & Young definió 7 pilares que ellos consideran fundamentales para el crecimiento de un negocio.

Parafraseando un poco a los autores, los 7 pilares se pueden resumir en:

  1. El cliente: Debemos estar enfocados en los clientes que son nuestra razón de ser.
  2. La Gente. Las empresas, los mercados, los proveedores, al final todo se centra en la gente que toma las decisiones del corto y largo plazo. Es la gente la que ejecuta las estrategias y los planes y deben ser junto con los clientes la mayor prioridad.
  3. La tecnología de información. En un mundo regido por VUCA el manejo oportuno de la información hace la diferencia entre los ganadores y perdedores. Recordemos que la información es la interpretación de los datos para la correcta toma de decisiones, por lo que muchos datos no garantiza nada.
  4. Las Operaciones. Son los procesos que producen los satisfactores para los interesados, que incluye a los clientes, los accionistas y la comunidad. La correcta ejecución de las operaciones impacta el servicio y la rentabilidad. Su contante mejora e innovación permite a la empresa mantenerse competitiva
  5. Finanzas. El negocio debe generar valor monetario para los inversionistas, pero debemos ir más allá de los reportes financieros y generar información oportuna para la mejor toma de decisiones
  6. Proveedores. La batalla den el mercado no se gana solo, la solidez de las relaciones con los proveedores estratégicos es clave para enfrentar los retos de los mercados
  7. El entorno. La empresa debe adaptarse a las condiciones de los mercados donde opera. Esto implica responder adecuada y oportunamente a las amenazas y oportunidades que se presentan. Administrar el riesgo es un requisito para alcanzar una efímera estabilidad.

Si bien el artículo lo menciona indirectamente, a mí me parece una grave omisión el no definir a la estrategia como el octavo pilar o el pilar integrador, ya que la fuerza de la organización no está en las partes, sino en la forma en que se combinan. Diferentes empresas con los mismos pilares podrían alcanzar resultados muy diferentes si hacen un uso distinto de estos.

Tratando de incluir los pilares, referenciándolos por su número en la lista previa, podemos decir que la estrategia es:

“La ciencia y el arte de diseñar ejecutar planes para satisfacer a los clientes (1) e interesados (2) de un organización, mediante la gestión de las oportunidades y amenazas del entrono (7), el uso adecuado de las operaciones (4), el dinero (5), la información (3), los proveedores (6) y el talento de los involucrados (2) en todo el proceso.”

La figura anexa muestra como los 7 elementos se integran y forman un todo que debe ser liderado con una clara estrategia de negocio alineada con todos los socios de las cadena de suministro a la que pertenece.

7 pilares

Como evitar el estancamiento profesional

En un comentario en Fast Company titulado “3 Management Mistakes You Should Definitely Avoid” , Deborrah Himselnos nos lleva a reflexionar sobre algunos errores que cometemos como profesionales y que hacen que dejemos de crecer.

estancamientoLa velocidad del cambio llega a ser tan grande, que algunas personas renuncian a esta batalla y prefieren refugiarse en su zona de confort. Se pasa de ser proactivo a ser pasivo y se confía que al aparecer el cambio, se tendrán los recursos y las competencias para reacciona.

¿Cuáles son 3 de las conductas más peligrosas que podemos tomar y que nos impiden crecer?

1. Falta de enfoque

Saber diferenciar lo importante de lo urgente es más importante que nunca. Aceptar que no se puede estar atento a todo durante todo el tiempo, es básico para administrar nuestra ansiedad.

Definir prioridades, enfocarse en ellas y saber delegar son una buena práctica para ir resolviendo el problema. Seleccionar lo que es crítico para el negocio y en consecuencia para tu span de control, es una forma de segmentar las demandas de atención.

Otra forma de retomar el control de nuestro desarrollo, es atender de forma definitiva eso que hemos estado postergando y que sabemos que debemos resolver lo antes posible.

Dedicar tiempo a entender las fuerzas del entorno y los posibles escenarios futuros, es una prioridad.

2. Analizar las situaciones únicamente desde un punto funcional

Todos sabemos que si el director general viene de ventas, esa área se verá favorecido en muchas decisiones. Nos e diga si viene de finanzas porque querrá resolver todo en base a pesos y centavos.

La experiencia funcional es útil pero genera una ceguera peligros para decisiones de mayor complejidad. Escuchar y ponderar puntos de vista contrarios es de gran utilidad para ampliar la visión de una situación. Solo cuando las partes se escuchan y negocian acuerdos se alcanzará las condiciones para facilitar la ejecución de los planes.

Evita que la gente te encasille en un estilo y te presenta todo bajo esa óptica con el fin de ganar tu aprobación, esto en extremos se vuelve una manipulación que va en contra de los intereses de la empresa. Rodéate de gente que te complemente y que defiende sus puntos de vista basados en argumentos sólidos.

3. Utilizar siempre las misma respuestas

En un mundo tan cambiante el éxito del pasado no garantiza el del futuro. Repetir y repetir las viejas fórmulas puede ser fuente de tu rezago laboral.

Reinvéntate frecuentemente, aprende de otros temas y busca retos que te permitan crecer. Demuestra que eres capaz de considera nueva información y hacer uso de nuevas tecnologías para resolver viejas situaciones.

Para más información relacionada revisa este otro comentario, Buenos hábitos para mantenerte competitivo

Liderazgo en una sociedad de networking

La base del liderazgo es la capacidad de influir en otros. Un líder depende de la existencia de un equipo que esté igual de comprometido que él para alcanzar las metas que se plantean.

networkingTendemos a construir relaciones con aquellos que son similares a nosotros, con los que comparten nuestro intereses  y nos concentramos en hacer bien nuestras responsabilidades para ser exitosos dentro de la organización y en base a este paradigma, el dedicar tiempo a crear nuevas redes de relaciones nos parecr una pérdida de tiempo. Sin embargo, es gracias a las redes que podemos acceder a nueva información que nos permite tomar mejores decisiones y resolver los problemas de forma integral. Es gracias a estas mismas redes que podemos coordinar acciones más amplias para lograr que los proyectos sean integrales y terminen a tiempo. Es a través del contacto con la red, de donde podemos obtener el apoyo para enfrentar mayores retos y demostrar nuestro liderazgo y capacidad de influir.

Desarrollar una red de contactos dentro y fuera de las organizaciones es una de las tareas más importantes de un líder. Los contactos no deben ser hechos al azar, deben ser resultado de un análisis detallado de los jugadores clave en las estructuras de la organización y fuera de ellas para construir una red de influencia. No se trata de identificar a las persona para manipular su poder en nuestro favor, se trata de crear una verdadera relación personal que nos permita trabajar juntos y generar beneficios mutuos.

No se trata de cuantos contactos tienes en tu “face” o en tu linked in, es tener un nivel de relación e influencia sobre ellos que te permita trabajar junto con ellos para generar un cambio o alcanzar un objetivo específico.

El líder moderno posee:

  • Conexiones. Recibe información oportuna y complementaria de las situaciones que enfrenta y enfrentará en su trabajo diario y la organización en general.
  • Confianza. Los otros miembros de la organización confían en el/ella por la calidad de su trabajo y decisiones así como por la forma en que interactúa con ellos y cumple sus compromisos.
  • Motivación. Encuentra la forma de vencer los obstáculos haciendo uso de sus contactos, compartiendo con ellos el trabajo y el reconocimiento. Posee una energía y compromiso que se contagia.
  • Influencia. Es un agente de cambio que genera reacción en su red en base a sus acciones y comentarios.
  • Capacidad de delegar. Comprende que el/ella no puede hacer todo y que está rodeado de gente capaz y comprometida que le garantiza un trabajo bien hecho y a tiempo.
  • Flexibilidad. Mantiene claras las metas pero está dispuesto a intentar soluciones propuestas por otros aun corriendo riesgos medidos.

Es indispensable que como parte de nuestras tareas rutinarias, dediquemos tiempo de calidad a desarrollar nuestra red y algunas de las otras 5 cualidades que un líder moderno debe poseer.

La ciencia detrás del éxito

Durante muchos siglos el objetivo principal de la ciencia era la salud física del ser humano. El avance en este campo ha sido enorme y hoy las personas no solo vivimos más años, sino que los vivimos mejor. Y esto no termina, se siguen descubriendo nuevas curas y nuevos padecimientos que expanden las fronteras del conocimiento.

exito_fracaso1En los últimos años se han escrito muchos libros, de gran éxito, enfocados a la ciencia del comportamiento humano y en el artículo de Christina DesMarais, “7 Scientifically proven ways to achieve better success in life”, http://goo.gl/cZr3Yp, en la revista INC, la autora reúne algunas de estas conclusiones asociadas específicamente con el éxito en la vida.
Las 7 formas, libremente re fraseadas por un servidor, que se describen en el artículo son:

1. La acción precede a la autoconfianza y no al revés. Si esperas a tener confianza para hacer las cosas, éstas nunca se harán. El trabajo duro, que incluye uno que otro fracaso, es el alimento de la confianza y parte del camino al éxito.

2. Se tú mismo. Actúa y toma decisiones en base a tus valores. La gente solo sigue a los líderes que son auténticos.

3. Mejora tu trato con la gente. Tus capacidades técnicas te ayudarán a avanzar en tu camino, pero las habilidades sociales harán la diferencia de hasta donde puedes llegar.

4. No seas impaciente, lo mejor tarda en llegar. Sacrifica la satisfacción inmediata por las que valen más la pena. Hace unas semanas en una mudanza de casa, uno de los “mudanceros” entró cargando con grandes esfuerzos una caja muy pesada llena de libros y sonriendo nos comentó “Y yo que le decía a mi mamá que no iba a la escuela porque los libros pesaban mucho”.

5. Demuestra pasión y perseverancia. Vive la vida con tus metas en mente, piensa más en un maratón y no en una carrera de velocidad. Hay que trabajar duro para convertir los sueños en realidad.

6. Acepta que hay cosas que no sabes, pero no temas intentarlo. Si no te atreves a hacer cosas nuevas nunca crecerás y te quedarás estancado. Enfrenta nuevos retos y acepta las críticas. La mayoría de las veces ni tú mismo sabes de lo que eres capaz.

7. Nada es más importante que el amor. El éxito no se mide en aplausos o dinero, tiene otras unidades de medida que dependen de la felicidad que solo el amor puede traer. Encuentra la forma de lidiar con la vida de forma que no te aleje del amor.

Muchos de estos 7 puntos son usados en libros de motivación o superación, en conferencias y discursos enfocados al desarrollo personal, pero en este caso no son solo son ideas o frases manipuladoras, hay evidencias científicas que soportan su validez en el éxito personal.

La responsabilidad social y la cadena de suministros

No puedo negar mi fascinación por los “infographics”, me parecen tan primitivos que me remontan a los métodos básicos de comunicación de la edad de piedra y en un mundo donde el tiempo es escaso se gradece cualquier esfuerzo por una comunicación breve, clara y directa.

rseEn este caso quiero compartirles un infographics elaborado por Sedex, http://goo.gl/ZQZybR , una organización del Reino Unido, sin fines de lucro, comprometida con la mejora continua del desempeño ético dentro de la cadena de suministro. Su objetivo es posibilitar mejoras en las prácticas comerciales responsables y éticas de las cadenas de suministro de todo el mundo.

Sus principios se pueden equiparar a los del GRI pero en un enfoque hacia las cadenas de suministro lo que me parece muy atractivo, ya que dentro de las cadenas existen muchas malas prácticas que dañan a los individuos, las empresas y la sociedad. En el nombre de la rentabilidad se realizan violaciones éticas que no se deben permitir.

El infographic está lleno de momentos críticos en el desarrollo de una consciencia global sobre responsabilidad social, que van desde la penosa muerte de trabajadores, el uso de sustancias tóxicas, la emisión de regulaciones y modelos como el ISO2600, hasta eventos recientes como el uso indebido de carne de caballo dentro de la comunidad europea.

Aún recuerdo cuando para muchos de nosotros esto de la RSC sonaba como una moda, como una forma más de deducir impuestos o un pretexto para que los empresario salieran en revistas “de sociedad” aparentando un compromiso con las comunidades. Es trabajo de la sociedad y de los profesionales en cadena de suministro hacer de la responsabilidad social corporativa una realidad que nos garantice a todos un mundo mejor.

Todo esfuerzo que promueva un comportamiento ético debe ser promovido y casos como el de Bangladesh no deben ser olvidados. Las nuevas generaciones deben tener claro el concepto de la triple ganancia, la financiera, la social y la ambiental y entender que las tres deben ser parte de cualquier decisión profesional.

La confianza entre socios de cadena de suministro

Hace unos días alguien subió a internet un esquema de cómo se construye la confianza personal y se refería a dos grandes aspectos, el carácter y la competencia. Me pareció muy acertado, ya que gran parte del éxito de un individuo radica en su confiabilidad que le permite tener una mejor interacción con la sociedad en general y con sus clientes y compañeros de equipo en particular.

confianza 2En los últimos meses he estado trabajando mucho sobre temas de colaboración entre organizaciones y el tema de la confianza aparece frecuentemente, pero ahora en otra dimensión, pues aunque son los individuos los que interactúan, ello representan a sus organizaciones que son las que en el largo plazo deben cumplir con los compromisos pactados y demostrar su confiabilidad.

Haciendo un símil de los elementos personales hacia las empresas, en el tema del carácter las organizaciones tienen “propósitos”, que es el primero de los dos elementos del carácter. Para ser confiable la empresa debe ser abierta y transparente en sus relaciones estratégicas y dejar claro sus intenciones y el nivel de preocupación que tendrá por sus socios de negocio. Es difícil confiar en una empresa que oculta información y tiene turbias intenciones. La franqueza debe estar respaldada por la capacidad de aceptar cuando se cometen errores y aprender de ellos. Los propósitos deben ser institucionales y no solo buenas intenciones de los participantes.

El segundo elemento del “carácter” se refiere a la “integridad”, que implica valores como honestidad, justicia y autenticidad. La honestidad y la justicia en una relación comercial es guiada fundamentalmente por los términos contractuales que definen las partes y regulan su interacción, pero esto también se extiende al comportamiento de los trabajadores en el día con día de la relación en donde las decisiones no contempladas en los acuerdos son resueltas con justicia, basadas en datos reales que priorizan la relación sobre el resultado en el corto plazo.

Con relación al tema de las competencias, las “capacidades” de las empresas son la suma de sus habilidades, conocimientos y experiencias, pero a diferencia de con los individuos, estas capacidades desaparecen cuando la gente se va de la organización a menos que estén documentadas o formalizadas en políticas y procedimientos. Es por eso que en una colaboración es necesario asegurar que las empresas tienen procesos y políticas documentados y que las reglas de la relación están escritas, son conocidas y seguidas por los participantes.

En general podemos considerar que el último factor, “los resultados” son el que más peso tiene en la confiabilidad de una relación entre empresas, ya que se refiere a reputación, credibilidad y resultados. Estos tres factores están muy conectados, una empresa soporta su credibilidad con resultados y con esto construye una reputación.

Las empresas deben preocuparse por construir “capacidades” que soporten sus “propósitos” para poder actuar con “integridad” y garantizar “resultados” que hagan que otras deseen trabajar con ella.

confianza

¿Qué hace a un gran jefe de compras?

Cuando una publicación de prestigio como “The Guardian” habla del tema de compras es importante conocerlo y tener fe de que el tema seguirá ganando espacios. En un artículo titulado “What makes a great procurement boss?”, http://goo.gl/C2U3OZ, el autor describe como en su paso de mucho años, 38, por el área tuvo la oportunidad de tener muchos jefes en compras y el concluye que un buen líder de compras:

  • Conoce la importancia de los proveedores, los prioriza y dedica el tiempo y la atención adecuada a cuidar y cultivar las verdaderamente importantes. Narra una historia de cómo cuidar una relación ayudó a la empresa a tener suministros en época de escases.
  • Anticipa las situaciones, “huele” los mercados y planea soluciones de forma anticipada.
  • Maneja bien las relaciones internas, reconoce lo difícil que es la posición y la fricción que se genera con los usuarios y los propios compradores y sabe educar a toda la organización sobre la importancia de cumplir las regulaciones del área y de tener una operación transparente.
  • Sabe hacer el mejor uso de su gente, elige al comprador adecuado para la categoría ideal en función de sus habilidades personales.
  • Tiene experiencia técnica en las tareas del área pero es hábil manejando a las personas y a los proveedores para maximizar su contribución de valor

En su artículo también menciona un estudio que reconoce que diferentes niveles de gobierno o están haciendo las compras adecuadamente maximizando el beneficio social y económico. Lo que seguramente aplica para muchos gobiernos del mundo.

En mi opinión las ideas del artículo son extraordinarias y es necesario que las organizaciones valoren más la posición y se identifiquen talentos adecuados para asumir esta responsabilidad.